Usuarios registrados


Imagen aleatoria

Castillo de Molina de Aragon

Castillo de Molina de Aragon
Comentarios: 0 Luis

Castillo de Zalatambor

El castillo de Zalatambor es una de las dos fortalezas (la otra era el castillo de Belmecher) con las que contaba la ciudad de Estella (Navarra, España).

Los primeros datos de la existencia del castillo se remontan a 1024, año en el que se menciona a un teniente llamado Xemeno Ogoaiz en el castillo de Lizarrara, ubicado en la peña menor. Esta fortaleza pasa a conocerse desde el siglo XIII como castillo de Zalatambor, coincidiendo con las primeras fortificaciones realizadas en la peña mayor.

Su importante valor estratégico en la defensa del reino de Navarra frente a Castilla se demuestra ya en época temprana: En 1203, los reyes Alfonso VIII de Castilla y Alfonso IX de León atacaron Navarra, centrando la campaña especialmente en Estella por encontrarse en ella Diego López de Vizcaya, aunque la solidez de sus defensas les obligó a levantar el asedio. En esta crónica, Ximénez de Rada denomina a la ciudad “el más noble enclave de los navarros”. Los asedios se sucederán en los siglos siguientes con motivo de las numerosas guerras entre navarros y castellanos.

Además de las sucesivas ampliaciones y reformas de Zalatambor, la defensa de la ciudad se vio reforzada con la construcción de un nuevo castillo, Belmecher, en 1276, y una torre a modo de atalaya defensiva que, siguiendo la cresta montañosa, vigilaba el camino de Castilla. Las tres fortificaciones se encontraban unidas por una muralla formando el recinto castelar de Estella, totalmente independiente de la ciudad.

El castillo de Zalatambor fue residencia real durante los siglos XIII, XIV y XV, con numerosas dependencias preparadas a tal efecto. No obstante, desde mediados del siglo XV el estado en que se encontraba el castillo, fruto de la crisis producida por la guerra civil entre agramonteses y beaumonteses, obligaba a los monarcas a alojarse durante su estancia en las casas más nobles de la ciudad.

En 1512, la coalición beaumontesa–castellana conquistó definitivamente el castillo, que pasó junto al resto del reino a manos castellanas. No obstante, continuó en uso hasta 1572, cuando el nuevo plan defensivo frente a Francia llevó a la construcción de la ciudadela de Pamplona y al abandono de los castillos medievales navarros.

Su destrucción parcial se realizó mediante la voladura de los principales elementos defensivos. Sin embargo, el estado que presenta actualmente el castillo es debido fundamentalmente a su utilización como cantera, documentada en numerosos pleitos desde su voladura.

En la actualidad, el enclave de “Los Castillos de Estella” se encuentra en proceso de declaración BIC.

El castillo de Zalatambor es objeto de excavaciones arqueológicas desde el año 2000, en las que se ha obtenido ya una planta muy completa del mismo. Se trata de un castillo roquero que se adapta a la topografía existente, lo cual le presenta ciertas limitaciones en sus dimensiones y condiciona su morfología.

Se han podido observar tres fases en la construcción del mismo. En un primer momento, a caballo seguramente entre los siglos X y XI, se construye la fortificación de la peña menor. Ésta se componía de una torre alargada de reducidas dimensiones, rodeada en el lado más accesible por una muralla muy próxima a la misma.

En una segunda fase, ya a finales del siglo XII, se erigió una nueva fortificación en la peña mayor, compuesta de dos recintos de muralla defendidos por aspilleras. El acceso se realizaba por una pequeña puerta sobre una roca, seguramente con un patín de madera. En la parte superior se instalaron las dependencias y una torre cuadrangular, de la que apenas se conservan restos.

La tercera fase se corresponde con el refuerzo y desarrollo de este castillo, que abarcaría desde el siglo XIII hasta su demolición en 1572. Los recintos de aspilleras se vieron reforzados por nuevos muros adosados a ellos, dando un enorme grosor a las defensas. Se construyó un tercer recinto, y la cara posterior de la peña, sin apenas espacio, fue aprovechada con dos nuevos cinturones defensivos. Más adelante, un cuarto recinto terminaría de cerrar la planta definitiva del castillo.

La configuración interna de los recintos varió completamente. En su punto más alto se colocó una torre semicircular que coronaba el conjunto. Bajo ella se levantó un edificio que albergaba un aljibe en su parte baja, y una capilla a San Salvador sobre el mismo, además de otras dependencias.

Pero el edificio más importante se encontraba en el tercer recinto. Contenía las dependencias reservadas al alojamiento de los reyes y tenía acceso directo a una bodega excavada en la roca.

Finalmente, en el exterior de este recinto, y parcialmente excavadas en la roca, se encontraban las caballerizas del castillo.

Fuente: Wikipedia (Hits: 6415)

Encontradas: 2 imagene(s) on 1 pagina(s). Mostrados: imagen 1 a 2.

Imagenes nuevas


Castillo de Zalatambor

Castillo de Zalatambor





© Copyright 2003-2017 Castillos de España - Todos los derechos reservados