Usuarios registrados


Imagen aleatoria

Castillo de Subirats

Castillo de Subirats
Comentarios: 0 Luis

Segovia

Fotografias e información de los Castillos de Segovia. (Hits: 32767)
Acueducto de Segovia (16)

El Acueducto de Segovia (en realidad, el puente del acueducto) es uno de los monumentos más significativos y mejor conservados de los que dejaron los romanos en la península Ibérica. Se trata probablemente del símbolo más importante para los habitantes de Segovia, hasta el punto de figurar en su escudo.

La falta de inscripción, que estaba situada en el ático del acueducto, hace que no se pueda saber con certeza la época exacta en que fue construido. Los investigadores lo sitúan entre la segunda mitad del siglo I y principios del II, en tiempo de los emperadores Vespasiano o Nerva. No se conoce el origen de la ciudad. Sí se sabe que la zona estaba poblada por los vacceos antes de su conquista y que quizá hubiese asentamientos de tropas para su control y vigilancia. En cualquier caso, la zona perteneció al convento jurídico de Clunia.

El acueducto de Segovia conduce las aguas del manantial de la Fuenfría, situado en la sierra cercana a 17 kilómetros de la ciudad, en un paraje denominado La Acebeda. Recorre más de 15 kilómetros antes de llegar a la ciudad. El agua se recoge primeramente en una cisterna conocida con el nombre de El Caserón, para ser conducida a continuación por un canal de sillares hasta una segunda torre (llamada Casa de Aguas), donde se decanta y desarena, para continuar su camino. Después recorre 728 metros (con una pendiente de un 1%) hasta lo alto del Postigo (el espolón rocoso sobre el que se asentaba la ciudad en torno al Alcázar). Antes, en la plaza de Día Sanz, hace un brusco giro y se dirige hacia la plaza del Azoguejo, donde el monumento presenta todo su esplendor. En la parte más profunda mide 28,5 metros (con cerca de 6 metros de cimientos) y tiene dos órdenes de arcos que se sostienen con pilares. En total tiene 167 arcos. Desde su llegada a la ciudad hasta la plaza de Día Sanz hay 75 arcos sencillos y a continuación 44 arcadas de orden doble (esto es, 88 arcos), siguiendo después otros cuatro arcos sencillos. En el primer sector del acueducto aparecen 36 arcos apuntados, reconstruidos en el siglo XV para restaurar la parte destruida por los musulmanes en el año 1072. En el piso superior, los arcos tienen una luz de 5,10 metros, con los pilares de menor altura y grosor que los del piso inferior. El remate es un ático por donde discurre el canal conductor de agua (con una sección en forma de U de 180 x 150 cm), adaptándose el piso inferior a los desniveles del terreno. En el piso inferior, los arcos tienen una luz que oscila alrededor de los 4,50 metros y los pilares disminuyen su grosor de manera escalonada, de abajo arriba: en la coronación tiene una sección de 1,80 x 2,50 metros, mientras que en la base llegan a alcanzar 2,40 x 3 metros.

Vista del Acueducto de Segovia desde abajo.Está construido con sillares de granito colocados sin argamasa entre ellos. Sobre los tres arcos de mayor altura había en la época romana una cartela con letras de bronce donde constaba la fecha y el constructor. También en lo alto pueden verse dos nichos, uno a cada lado del acueducto. Se sabe que en uno de ellos estuvo la imagen de Hércules Egipcio, que según la leyenda, fue el fundador de la ciudad. Ahora pueden verse en esos dos nichos la imagen de la Virgen de la Fuencisla (patrona de la ciudad) y San Esteban. El día 4 de diciembre, onomástica de Santa Bárbara, patrona del cuerpo de Artillería, cuya academia está en Segovia, los cadetes arropan la imagen de la virgen con una bandera. La línea de arcos se levanta organizada en dos pisos, con una decoración sencilla en la que predominan unas sencillas molduras que enmarcan y estructuran el edificio.

En tiempos de los Reyes Católicos se realizó la primera gran obra de reconstrucción del acueducto. Se encargó de las obras el prior del monasterio cercano de los Jerónimos del Parral, llamado don Pedro Mesa. Se reedificaron 36 arcos, con mucho respeto hacia la obra original. Más tarde, en el siglo XVI, fue cuando se pusieron en los nichos centrales las estatuas antes mencionadas de la Fuencisla y San Esteban.

El acueducto es el hito arquitectónico más importante de la ciudad. Se ha mantenido en activo a través de los siglos y quizás por eso haya llegado al tiempo presente en perfecto estado. Hasta casi nuestros días proveía de agua a la ciudad de Segovia, y más concretamente a su Alcázar. En los últimos años ha sufrido un patente deterioro debido a la contaminación (calefacciones y tráfico rodado, que hasta hace poco pasaba entre los arcos) y a los propios procesos de erosión del granito. Las vibraciones originados por el tráfico, contra lo que se pudiera pensar, no le afectan debido a su gran masa e inercia. Para garantizar su supervivencia, se ha procedido a un minucioso proceso de restauración que ha durado casi 8 años, bajo la dirección del arquitecto Francisco Jurado, al tiempo que se ha desviado el tráfico rodado de las inmediaciones del monumento (la plaza del Azoguejo se ha transformado en zona peatonal).

Fuente: Wikipedia

Alcázar de Segovia (59)

La situación del Alcázar de Segovia, sobre una roca labrada por los ríos Eresma y Clamores, indica el origen militar de esta fortaleza durante siglos inexpugnable.

El testimonio más antiguo de la existencia del Alcázar de Segovia es un documento de principios del siglo XII, fechado en 1122, poco después de la reconquista de la ciudad por Alfonso VI, que menciona la fortaleza como un castro sobre el Eresma. En una carta algo posterior (1155) ya se le da el nombre de Alcázar. No obstante, es muy probable que la fortificación existiese en tiempos más remotos, quizá desde la dominación romana, pues en recientes excavaciones se ha encontrado sillares de granito análogos a los del Acueducto. En la Edad Media, el Alcázar, tanto por la belleza de su situación y su indiscutible seguridad militar, como por la proximidad a famosos cazaderos en los bosques serranos, se convirtió en una de las residencias favoritas de los Reyes de Castilla.

Fuente: Alcázar de Segovia

Castillo de Castilnovo (1)

Castilnovo (castillo Nuevo o castillo de Galofre) se encuentra situado en el Condado de Castilnovo que le debe el nombre, en la provincia de Segovia (España). Perteneció, entre otros, a don Álvaro de Luna, a la familia Zúñiga (o Stúñiga), y a los Duques de Frías.
El castillo fue declarado monumento de interés cultural en junio de 1931. Está bien conservado y con una frondosa arboleda. Su origen es árabe, siendo edificado entre los siglos XII y XV. Es de estilo mudéjar toledano, obra de alarifes árabes.

Su estado actual poco recuerda a la época califal, debido a las múltiples modificaciones a lo largo de la historia, responsables de la amalgama de estilos arquitectónicos que sobre la fortificación se superponen. Es una mezcla entre fortaleza y palacio, de planta cuadrada, en la cual destacan sus imponentes torres, tres prismáticas y otras tres cilíndricas, que pierden reciedumbre al estar adornadas de numerosos balcones y ventanales, algunos encuadrados con alfiz, ajimezados, con arcos de herradura, conopiales y apuntados. En él se puede ver una bella mistura de piedra de sillería, con ladrillos mudéjares y calicanto, todo ello rodeado de una densa vegetación que cubre una buena parte del edificio. Dentro del castillo existe un patio de armas y varias salas museo, así como una biblioteca.

Abderraman I fundó probablemente este castillo como fortaleza árabe en el siglo XII. El castillo actual data de los siglos XIV a XVI, y las últimas reformas se remontan a los siglos XIX y XX.
Alojó a los reyes de Aragón, Fernando I y Leonor. Posteriormente Juan II hizo entrega del mismo a su valido, Álvaro de Luna. A la muerte de éste, Enrique IV entregó Castilnovo a Juan Pacheco.
Es adquirido posteriormente, junto con una gran extensión de terreno a su alrededor, por Fernando el Católico, creando así el Condado de Castilnovo para ser cedido como dote a su nieta Juliana Angela de Velasco y Aragón, primera condesa de Castilnovo, en 1557.
En el siglo XVI alojó a los hijos del rey de Francia, Francisco I, como rehenes, tras la Batalla de Pavía.
En 1859 el príncipe alemán de Hohenzollern, su propietario, se lo vendió a José Galofre, secretario y pintor de Cámara de la reina Isabel II. Fue restaurado en el siglo XIX.
El castillo ha pertenecido después a los marqueses de Quintanar, quienes lo vendieron a una asociación hispano-mexicana, llamada Castilnovo S.A., convirtiendo éste en una gran mansión.

Fuente: Wikipedia

Castillo de Coca (36)

Este castillo militar de estilo gotico-mudejar, realizado en ladrillo de color rosa esta considerado como el prototipo de castillo señorial castellano del siglo XV. Se sitúa a 34 kilómetros de Segovia y es una de las fortalezas más espectaculares de España. Es de planta cuadrada y conserva todos los pisos. Destacan la boveda de ladrillo de la primera planta y las almenas de ladrillo de la azotea. También conserva las escaleras de acceso de caracol con altos peldaños de ladrillo. En la segunda mitad de los años 50 fue cedido por la Casa de Alba al Ministerio de Agricultura. Ha sido restaurado y convertido en la Escuela Hogar de Capataces Forestales.

Castillo de Cuellar (26)

El castillo de Cuéllar, a 60 kilómetros de Segovia, se sitúa en lo alto de un cerro calvo, en la ciudad del mismo nombre, dominando un vastísimo panorama. Su exterior es realmente amenazador, pero muros adentro alberga un suntuoso palacio en el que alternan elementos góticos y renacentistas. Es de destacar la belleza de su plaza de armas, con una doble galería de columnas de piedra berroqueña. En su parte inferior se encuentran los blasones con la divisa «Agro dulce», agridulce, que remite a los hechos que en el castillo sucedieron, y que dada la fecha de su construcción, ya en pleno siglo xv, tuvieron más que ver con intrigas y lances de amor que con hazañas bélicas.

Fuente: El turista en la red

Castillo de Pedraza (9)

El Castillo de Pedraza se encuentra en la localidad homonima de la provincia de Segovia, Castilla y León.

El castillo de Pedraza es una fortaleza construida en el siglo XIII que se reedificó en el siglo XV. En el siglo XVI los Duques de Frías, Condestables de Castilla, reformaron el castillo de nuevo. El castillo cuenta con una imponente torre del homenaje, foso, y está rodeado en la mayoría de su perimetro por un acantilado. En esta fortaleza estuvieron prisioneros los hijos de Francisco I de Francia entre 1525 y 1529.

En 1926, el pintor Ignacio Zuloaga adquirió el castillo y lo restauró severamente, instalando allí un taller. Los herederos del pintor convirtieron una de las torres en el Museo Zuloaga donde se expone una parte de la obra del artista.

Castillo de Sepulveda (2)

El Castillo de Sepúlveda, se encuentra en la localidad homonima de la provincia de Segovia, Castilla Leon.

El castillo de Sepúlveda, fue atacado en su día por el cabecilla de Almanzor y son célebres las citas que se hacen de él ya en el s. VIII.

Sólo queda actualmente un trozo de fachada del antiguo castillo construido por Fernán González.
Observamos cubos originales sobre los que se construyeron otros elementos decorativos como la espadaña.

El Castillo de Sepúlveda es propiedad de la familia Cossío y González de Sepúlveda que ha cedido su uso al Ayuntamiento para actividades culturales.

Castillo de Turegano (14)

El Castillo de Turégano se encuentra en la localidad homonima de la provincia de Segovia, Castilla y León.

El Castillo de Turégano tiene raices celtibéricas, aún se conservan las torres del antiguo "castrum". Dentro del poblado amurallado hubo de levantarse un edificio que sería base para la construcción del propio Castillo y de la Iglesia de San Miguel que se alberga en el interior. Lo que no queda claro que fue primero, si se construyó la Iglesia y se levantó el Castillo en torno a ella o fue la Iglesia la construida dentro del Castillo.

Sea como fuere, el Castillo ha ido sufriendo modificaciones, siendo la más importante la que se llevó a cabo en el s.XV y que confiere al Castillo gran parte de su silueta actual. La obra fue promovida por el obispo Arias Dávila y continuada por los obispos Arias del Villar y Diego Rivera. Cuando uno contempla el Castillo se pueden observar las épocas por las que ha pasado. Años más tarde, en 1703, se mandó construir la Espadaña para que en ella se pusieran las campanas que en su día estuvieron en una muralla al pie de la puerta principal.
Además de fortaleza e iglesia, este Castillo ha sido Prisión de Estado teniendo como prisioneros entre otros al hijo del Duque de Osuna, al Almirante Aragón y al ilustre primer ministro de Felipe II, Antonio Pérez. En la época de Carlos III, el Castillo pasó a depender de la Corona aunque fue devuelto a la Mitra segoviana poco después y hasta la fecha. Actualmente está cedido al Ayuntamiento de la Villa por un periodo de 30 años (hasta 2024) y gracias a esta iniciativa se está restaurando.

Fue declarado Monumento Histórico Artístico desde el 2 de junio de 1931. Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.
Se encuentra incluido en la Ruta de los Castillos de Castilla y León junto a otros como el de Pedraza o el de Coca. Su historia, planta y conservación a lo largo del tiempo le hacen ser uno de los más interesantes y hermosos de España.

El Castillo ha tenido recientemente diversas etapas de restauración, en función del dinero que difícilmente y con gran esfuerzo se consigue recaudar para tal fin. Recientemente se han realizado diferentes escavaciones en las que se han encontrado restos de murallas.

Actualmente en el Castillo se siguen celebrando diversos actos, y así por ejemplo es parada obligatoria de las procesiones de Semana Santa. También se han hecho conciertos líricos y otros de música clásica en su interior y en su iglesia aunque esporádicamente aún se celebran cultos cristianos.

Fuente: Tureweb

Iglesia de la Vera Cruz (1)

La iglesia de la Vera Cruz, anteriormente titulada del Santo Sepulcro, es un templo católico situado en el barrio de San Marcos de la ciudad de Segovia, Castilla y León (España). Se ubica al norte de la ciudad, en la ladera que asciende hasta Zamarramala, localidad de la que fue, durante siglos, iglesia parroquial.

La Vera CruzCon una planta dodecagonal consta de una nave circular que gira alrededor de un edículo (un pequeño templete) central con una altura, a la cual se le añadieron los ábsides y la torre. Es uno de los templos de este estilo mejor conservados de Europa.

Fuente: Wikipedia

Muralla de Coca (4)

De las murallas que rodeaban la villa de Coca, sólo quedan hoy día unos doscientos metros de recorrido, así como una de las tres puertas que tuvo originalmente. Estas puertas eran la Puerta Norte o de San Adrián, la Puerta Mediana o de la Alameda, y la Puerta de Segovia, la única que se conserva y que es conocida actualmente como Puerta de la Villa.

Muralla de Segovia (9)

El recinto amurallado de Segovia tiene una remota antigüedad y fue reedificado en los siglos XI y XII. Las murallas tienen una altura de 9,5 metros y un espesor de 3 metros. El circuito tiene una longitud de 2.250 metros y cuando estaba intacto albergaba 86 torres de defensa con cuatro puertas principales. Ello convertía a Segovia en una de las ciudades mejor fortificadas durante la Edad Media. Había cuatro puntos esenciales en aquel conjunto: el Alcázar, la Casa de Hércules, la de Segovia y la de los Picos. Desde el Alcázar las murallas se extienden hasta la Puerta de Santiago que nos lleva hasta la Casa de la Moneda, Barrio de San Marcos. . . Por la zona norte alcanzan la Puerta de San Cabrían.

No hay imagenes en esta categoria.


Encontradas: 0 imagene(s) on 0 pagina(s). Mostrados: imagen 0 a 0.

Imagenes nuevas






© Copyright 2003-2017 Castillos de España - Todos los derechos reservados